No vale la pena tanto odio ni pasión desbordada...


 Cuando un lobo va perdiendo la pelea contra otro lobo, y entiende que ya no tiene posibilidades de ganar, el lobo perdedor ofrece apaciblemente la yugular al oponente como si le dijera: ”Perdí, acabemos con esto de una vez”

Sin embargo, en ese momento tiene lugar lo increíble.  El lobo ganador inexplicablemente, se paraliza.

Una fuerza milenaria le impide matar al que desde la humildad reconoce la derrota. 

Algún mecanismo primario, incrustado en el ADN o mas allá de él, se dispara en el lobo ganador y le recuerda que preservar su manada, es mas importante que el placer de eliminar al contrincante.

Nadie llamaría cobarde al lobo que se entrega, ni conmiserativo al que se paraliza, simplemente el milagro ocurre.

Ni vencedor ni vencido. Ambos lobos se alejan y la rueda de la vida continúa.  

Eso es la HUMILDAD...!!!

Dentro de algunos años no estaremos aqui ni tu, ni yo ni aquel, así que no vale la pena tanto odio ni tanta pasión desbordada. 

Al final..... la vida continuará sin ninguno de nosotros.


Lamento no conocer a su autor, pero creo que este texto se aplica en muchas situaciones que nos enfrentamos día a día, recuerdo una frase de Sensei Hamamoto que nos decía, "ustedes caballeros dentro y fuera de dojo, sino karate para que sirve"? obviamente haciendo referencia a como debíamos comportarnos en casa, en la calle, etc. además estás palabras hablan de nuestra soberbia y falta de humildad y creo que muchas otras debilidades que cómo humanos poseemos. Nuestro arte marcial debe enseñarnos a ser mejores personas y a tener control. A trabajar nuestro ego. Oss

Entrenamiento con makiwara


 LO QUE LOS GRANDES MAESTROS PENSABAN DE MAKIWARA

Itosu escribió sobre el uso del Makiwara:

"Las manos y los pies son importantes y deben fortalecerse de forma integral mediante el uso del makiwara. 

La práctica del makiwara permite bajar los hombros, abrir los pulmones, tomar conciencia de la propia fuerza, aprender a agarrar el suelo con los pies y transferir y utilizar la energía hacia el bajo vientre. Practica con cada brazo cien o doscientas veces.

Anko Itosu

El alumno de Itosu, el maestro Funakoshi escribió en Karate-Do, mi forma de vida:

"La forma más popular de entrenar con el seiken es utilizar un makiwara, un palo grueso cubierto de paja de arroz. El makiwara, entre otras cosas.

Se utiliza para fortalecer el canto de la mano, los codos y las rodillas. Creo que no exagero en absoluto cuando digo que la práctica con el makiwara es la piedra angular en la creación de armas fuertes".

Gichin Funakoshi

El maestro de Shotokan Teruyuki Okazaki añade:

"Al igual que un boxeador construye su poder con el uso del saco, el karateka utiliza el makiwara. No basta con entrenar la velocidad y la forma. Los que tienen experiencia dicen que los que entrenan con makiwara son diferentes de los que no lo hacen". 

Teruyuki Okazaki

"El entrenamiento de Makiwara es esencial porque desarrolla tu técnica, tu kime. A través de la práctica diligente en Makiwara aprenderás a transmitir toda la fuerza de tu cuerpo en el momento exacto del impacto, desde tu mano, hacia un objeto. Otro beneficio importante es que esta práctica forjará un espíritu fuerte”. 

Morio Higaonna, Hanshi



CÓMO DEBEMOS INGRESAR AL TATAMI?


 POR QUÉ SE INGRESA CON EL PIE IZQUIERDO AL TATAMI?

Si eres practicante novicio de Artes Marciales o también si llevas mucho tiempo entrenando quizás no conozcas la respuesta a esta costumbre o quizás ni siquiera sabías que se hacía de este modo... tranquilo yo tampoco lo sabía al principio. Pero ahora ya conocerás el origen de esta costumbre y la tendrás en cuenta al momento de entrar a un Dojo.

Por eso en este artículo te explicaré está costumbre. 

CÓMO DEBEMOS INGRESAR AL TATAMI?

Una vez que nos hemos quitado las zohoris (sandalias, calzado, etc) y las hemos dispuesto correctamente junto al borde exterior, con la punta hacia afuera, ha llegado el momento de pisar descalzos el tatami. Y lo hacemos según una costumbre marcial:

La expresión sashin-utai significa “avanzar con el pie izquierdo y retroceder con el pie derecho”. Se trata también de una regla fundamental e la mayoría de las artes marciales, de las expresiones culturales tradicionales, y de las ceremonias budistas y sintoístas. 

DIFERENCIAS ENTRE LOS DOS LADOS:

En Japón se considera que el lado izquierdo es superior y prevalece sobre el derecho. Ahora bien, debemos matizar que cuando estamos frente a una persona, desde su punto de vista, nuestro lado derecho corresponde a su parte izquierda, de manera que si avanzamos con nuestro pie derecho resultaría ofensivo por ser el lado superior. 

Por lo tanto, hemos de manifestar nuestro respeto adelantando primero el pie izquierdo para así demostrar nuestra buena disponibilidad y humildad. Los diplomas se recogen primero con la mano izquierda; el samurái cogía la copa primero con la mano izquierda y luego con la derecha para que la persona de rango superior sirviera el sake…  

IZQUIERDA ES SUPERIOR, DERECHA ES INFERIOR 

Este concepto proviene de la dinastía china del periodo Asuka (592-710) y se debe al lugar donde el emperador se sentaba en el palacio. Mirando hacia el sur, veía el sol salir por su izquierda y ocultarse por su derecha. En esa época la salida del sol se consideraba más significativa que la puesta del sol y por lo tanto se creía que la izquierda tenía más valor que la derecha.  

Es por este motivo también que el Gi (traje de Artes Marciales o kimono) se cruza de izquierda a derecha y cuando una persona fallece se estila cruzarlo al revés.

* Fuente:  La Esencia del Judo , Shu Taira, Volumen 1, Editorial Satori. 

(Colaboración: #fernandoacartofiel  -  Instructor Aikido y Prof.  Defensa Personal)

Mas articulos y fotos en https://am-sd.blogspot.com/

BENDITO 10

 


En el año 2018, fuimos invitados con mi amigo Ale Aparicio a practicar al Dojo de nuestro estilo Shito Ryu Genbu Kai, del Club Pampero de Mataderos, Ciudad de Buenos Aires, por Sensei Daniel Arcuri, en un ambiente ameno y de camadería tuve la suerte de conocer a muchos alumnos y alumnas quienes ponian todo su empeño para mejorar dia a dia como karatecas y como personas. 

Una noche, Sensei Arcuri nos sorprende con una hermosa placa de Reconocimiento hecha en mármol beige sahara de Egipto, cuyo grabado es una técnica propia de, casualmente, uno de sus alumnos. Marcelo Chiarello. 

Debido a mi profesión en gráfica, este tema me dió curiosidad y por lo tanto no podia dejar pasar esta oportunidad de conversar con Marcelo, lo que me llevó a conocer mucho mas de él y su trabajo. Obviamente, fue una grata sorpresa lo que fui descubriendo, por lo que a continuación voy a tratar de plasmar una charla que tuve el placer de tener con este gran artista plástico reconocido mundialmente.

AMSD: -Cómo fue tu inicio en las artes marciales?

Marcelo Chiarello: -En el año 1987 por medio del Sensei Juan Carlos Artesi comienzo con mis primeras prácticas de karate en el Dojo del Sensei Daniel Litterini situado en un primer piso de una galería  sobre la Av. Alberdi y Larrazabal

Luego el dojo del Sensei Litterini se muda a otra galería sobre la Av. Eva Perón y Escalada, ya entrado los años 90 continúo un tiempo hasta que me alejo temporalmente de la práctica activa  y retomo en el Club Pampero invitado por el Sensei Daniel Arcuri y ahí conozco al Sensei Alfredo Ciccone

AMSD: Por qué el mosaiquismo?

Marcelo Chiarello: -llego x cosas del destino ya que en 2018 tuve que someterme a una operación, la cual, me iba alejar prácticamente para siempre de la práctica activa del karate. Si bien yo ya venía realizando desde hace años trabajos de grabados en mármol haciendo placas conmemorativas, de reconocimiento y trofeos. Es dónde desembarco en el mosaiquismo y sin saberlo aparece la famosa resilencia .


AMSD: Por qué Maradona?

Marcelo Chiarello: -Fue siempre mi ídolo y lo pude reafirmar lo que nos hizo vivir a millones de argentinos en el mundial 86. Él fue más que un futbolista, era un artista y tenía varios oficios con la redonda en sus pies, por enumerarte algunos fue un orfebre, un arquitecto, un malabarista, un ingeniero y lo demostró con los goles a los ingleses, entre otros.

AMSD: -Hoy se puede decir que sos un artista mosaiquista maradoniano ? 

Marcelo Chiarello: -Yo te diría que sí y paso a explicarte, yo comencé hace 4 años, antes que Diego dejara este mundo y no hablo de su muerte porque sigue vivo en los corazones de todos los Maradonianos.  

Te comento que constantemente recibo propuestas para realizar distintas obras por pedido las cuales hago con la misma pasión que las de Diego. 

Como técnica el mosaiquismo te da variedad en la paleta de colores para trabajar en diversos tamaños y distintas dimensiones, cosa que con la piedra estaba muy limitado. 

AMSD: -Para finalizar que quisieras agregar?

Marcelo Chiarello: -Que en la vida como dice el refrán popular, nunca sabés lo que te espera a la vuelta de la esquina .y yo creo que lo que el destino me ofrecería el mosaiquismo y hoy afirmo que es mi lugar en el mundo y digo esto ya que hoy cuento con un espacio propio denominado Bendito10 un lugar direccionado hacia el Arte Maradoniano como así también colecciones de figuritas, camisetas y todo tipo de artículos relacionados con el astro del fútbol mundial.

 Este espacio me permitió ser entrevistado por distintos medios locales e internacionales UNIVISIÓN (usa), ALGAZHIRA (arabia), RAI (italia), BEIN SPORTS (cadena de medio oriente)

Aquí en Argentina C5N, TYC, TV PÚBLICA, etc. 

Desde ya quien quiera conocer BENDITO 10 podrá hacerlo previa comunicación al 15 3861-2403


Podes ver mas obras de Marcelo Chiarello en https://marchiare.blogspot.com/

EUTONÍA PARA EL DEPORTE

                                                            EUTONÍA PARA EL DEPORTE

Escribe Leticia Aldax (Eutonista, Instructora Nacional de Técnicas de Gimnasia).



¿Qué es eutonía?

    La eutonía creada por Gerda Alexander (Alemania, 1908-1994) es una disciplina holística, de abordaje corporal y cuyas repercusiones trascienden el cuerpo, accediendo a rincones más profundos de ser humano.

    «La palabra eutonía (del griego eu = bueno, justo, armonioso; y tonos = tono, tensión) fue creada para expresar la idea de tonicidad armoniosamente equilibrada en adaptación constante y ajustada al estado o a la actividad del momento.» 

    La eutonía trabaja a partir del cuerpo, pero no solo con el cuerpo, sino en busca de la totalidad del ser. 

    La trama tónica a que se refiere la eutonía abarca también las manifestaciones en estados emocionales y mentales, es decir que la búsqueda de regulación o fluctuación consciente se da en todas las áreas del cuerpo-mente, en el tono físico, que incluye lo muscular y las funciones vegetativas, y en lo emocional.

   Por su abordaje corporal, su mirada global y su pedagogía puede ser una herramienta fructífera para la práctica deportiva y la actividad física en general.

    

¿Qué beneficios aporta la eutonía a la práctica deportiva?

   A través de los principios de la eutonía como conciencia de huesos y movimiento eutónico es posible vivenciar la anatomía en quietud y en actividad. Esto permite descubrir y modificar patrones posturales y de movimiento que pueden ser la causa lesiones. 

   Esa invitación a la conciencia corporal también implica tomar conciencia de la técnica en la ejecución del gesto deportivo a fin de mejorar o pulir esos gestos, optimizando el rendimiento y previniendo lesiones.

   La exploración del movimiento consciente promueve mejoras osteomioarticulares alcanzando rangos óptimos de movimiento, esenciales en cualquier desenvolvimiento físico.

   A partir del trabajo de conciencia de espacio interno sobre la cavidad torácica se pueden hallar efectos directos en el volumen respiratorio al regular el tono del diafragma y dar movilidad al tórax.


  La apelación a la atención dirigida que propone la eutonía favorece la capacidad de focalizarse, centrarse en uno mismo y estar en contacto con el otro y el entorno. Es un aprendizaje para instalarse en el aquí y ahora, evitando distracciones.

   La práctica del contacto consciente brinda recursos concretos para establecer la conexión necesaria con los objetos propios de cada práctica (pelota, raqueta, bate...), con los compañeros en los deportes grupales, conciencia del campo o espacio donde se lleva a cabo el juego y del rival.  Ese contacto consciente con uno mismo, con el otro y con el entorno forma parte de la propuesta de cada clase.

   Siendo uno de sus objetivos la fluctuación del tono, es un gran recurso para resolver contracturas y aliviar tensiones, o para la vuelta a la calma en el post entreno o luego de las competencias.

   La pedagogía de la eutonía, en la que el alumno es un sujeto activo brinda al practicante herramientas concretas para su autocuidado.

   En síntesis, la eutonía invita a una práctica deportiva consciente, que redunda en mejora del rendimiento y en prevención de lesiones pero, fundamentalmente, invita a redescubrir el placer del cuerpo en movimiento.

Mas notas, fotos, cursos y seminarios en http://eidosgym.blogspot.com/


 



Sensei, Senpai, Kohai

Senpai en las artes marciales



Dentro de las artes marciales, el senpai posee un conjunto de honores y privilegios:

El senpai debe de ser respetado por sus demás compañeros, ya que puede ser visto como la mano derecha del sensei sin embargo generalmente es el alumno mas antiguo y tal vez el de mayor graduación.

El senpai tiene el privilegio de cuida el altar, y vigilar que todos los elementos estén en perfecto estado.

En caso de la ausencia del sensei, el senpai es el encargado de realizar el saludo de inicio, la clase, y el saludo final de la clase.

Con respecto a esta relación, es bastante común que el individuo principiante llame senpai al otro individuo que posee un grado de superioridad debido a sus años de experiencias y estudios; pero esto raramente sucede al contrario, ya que es visto de forma peyorativa, como un insulto o humillación, al recordarle al otro que es un ser inferior.

Significado de Sensei

Qué es Sensei:

Sensei es un término en japonés usada como título honroso para tratar con respeto, y admiración a un maestro o profesional de cualquier área. La palabra sensei significa “aquel que nació antes", ya que “kanji” corresponde al “sen” significa “antes” y al “sei”expresa “nacimiento”.

La expresión sensei puede ser usada en cualquier contexto o área, y no exclusivamente en las artes marciales. Como tal, se denomina para identificar a la persona que nació antes, y es por ello que posee conocimientos y experiencias en su área profesional, término otorgado por sus propios estudiantes por el respeto y la admiración que le tienen a sus conocimientos.

Por ejemplo, en la cultura japonesa, un abogado, doctor u otro profesional que tiene conocimientos de su área, se deduce que sabe más que los demás, y por lo tanto, pueden ser llamados sensei. Este término puede ser usado como un título o un sufijo después del nombre o apellido de la persona, como: Alexander Sensei.

Fuera de Japón, el término es usado en las artes marciales, para identificar al profesor o instructor que se encarga de dar clases, siendo reconocido y respetado por todos sus alumnos. Por lo general, en muchas de las artes marciales el alumno debe de realizar una venia al sensei antes de comenzar las clases o competición.

Qué es Kohai:

Kohai es una palabra de origen japonés que se traduce, literalmente, como “el compañero de después”. Se refiere a un nuevo miembro de una institución, empresa, asociación, academia u otras formas de organización social, que debe recibir un período de preparación e instrucción por parte de un miembro con experiencia.

Específicamente, esta instrucción debe ser ofrecida por un senpai o sempai (en su versión castellanizada), es decir, un miembro veterano o con cierta antigüedad en la institución, quien se encarga de brindarle la guía oportuna para su integración y desarrollo dentro del grupo.

Durante el período de formación, el kohai y el senpai desarrollan una relación basada en el respeto y la disciplina. El kohai debe cumplir con un conjunto de requisitos. Entre ellos, debe manifestar interés por aquello que se le ofrece como aprendizaje. Además, debe hacer muestras claras de respeto y y agradecimiento hacia su maestro, el senpai.

Se entiende, por tanto, que un senpai es una suerte de tutor, mientras que un kohai es una especie de pupilo. Ambos establecen entre ellos una relación de amistad y lealtad, siempre marcada por el orden jerárquico propio de su condición.

Si en Japón esta relación se da en todo tipo de instituciones, incluidas las escuelas, universidades y empresas, fuera del país nipón se limitan a los clubes de enseñanza de artes marciales.


Mas fotos y articulos en http://am-sd.blogspot.com

A 10.000 metros de altura y con los pies sobre la tierra

Sensei Oscar Cirone


Graduaciones al 08/2008:

5° DAN Kendo (IKF)

5° DAN Iaido Seitei (IKF)


Miembro oficial de:

Nippon Koden Bujutsu Iaido Renmei

Nippon Kobudo Kyokai

Nippon Budokan


Desde los nueve (9) años de edad, comienza su camino marcial con el estudio del Judo y más tarde Karatedo.

Hoy, como otras veces en los últimos 20 años he viajado a Japón, con las mismas ansiedades de siempre, los mismos deseos, las mismas ilusiones. Como tantas otras veces no he dejado de sorprenderme. Como siempre no he podido sustraerme al hecho consumado de que las artes marciales son parte de la vida cotidiana, no solo un modo de vida específico y particular, sino parte de la vida misma.

Comenzando con los niños que desde el primer grado de la escuela primaria se inician en Kendo y si pasan de grado pasan de kyu, pues las artes marciales también forman parte del sistema educativo. Pasando por los secundarios y terciarios, cada uno con un sistema de entrenamiento característico de su nivel. Luego se reciben de lo que sea que hayan estudiado y paralelamente a sus profesiones u ocupaciones continúan practicando. La meta hasta aquí, obviamente, no es la graduación, pues la sola mención de la categoría haría risible cualquiera de las aspiraciones de quienes piensan que con un cinturón negro llegaron a algo, y apenas son actores en el imperio de las apariencias.

El sistema de graduaciones por Kyu y Dan no es exclusivo de las artes marciales, sino que es un sistema de graduaciones natural de la cultura japonesa, inherente además a diferentes expresiones artísticas; por ejemplo, mi esposa es 2º Dan de Shodo (caligrafía japonesa), mi suegro es 5º Dan de Go (especie de ajedrez oriental).

La mayor parte del tiempo estuve en el Raimeikan Dojo de mi Sensei Goki Saito (7º Dan de Kendo y de Iaido). Este Dojo y sus integrantes, a los que aprecio profundamente, me acogieron hace tantos años atrás cuando decidí ir a vivir a Japón y aprender el verdadero Kendo y el Iaido.

Me enseñaron sobre las artes, la historia, el idioma, las costumbres y la idiosincrasia del pueblo japonés, pero por sobre todo la entrega, la dedicación, la voluntad, la lealtad y la humildad que conllevan el tránsito del camino del Bushido, pues éste es un camino que tiene principio pero no tiene final, es transitar el camino por el camino mismo.

He visto a las madres que llevan a sus hijos desde los 5 o 6 años de edad y les ayudan a vestir el Kendo-gi (vestimenta de Kendo), aprenden junto a ellos a ponerse el Bogu (armadura) y participan entusiastamente de las actividades del Dojo, ya que en definitiva un Dojo es una gran familia, un clan.

Visité diferentes Dojos, invitado por viejos y queridos maestros.



Hikotaro Ichikawa Sensei, 9º Dan, me invitó a entrenar en un Budokan de la Prefectura de Saitama en cuya práctica participaban desde universitarios hasta 7º y 8º Danes, donde pude apreciar que los ataques hacia un 9º Dan eran tan efectivos como la picadura de un mosquito en un elefante.

Al día siguiente fui a una universidad a participar del Kangeiko (práctica especial de invierno), desde las 5 hasta las 8 de la mañana, a partir de lo cual los universitarios continúan con su jornada de estudios.

Un Sempai, Hidemitsu Shimada, me llevó a practicar al Dojo de una empresa cuyos ejecutivos son 5º y 7º Danes. Ellos montaron un Dojo dentro de la misma empresa y cuando terminan sus labores van a entrenar. Ahí concurren maestros con los que normalmente es difícil lograr practicar.

Otro estimadísimo maestro 9º Dan de Kendo y de Iaido, Tadatoshi Haga Sensei nos invitó a mi Sensei (Saito Goki Sensei) y a mí,  a una práctica que nunca había presenciado, llamada Tachigiri-geiko en la Ciudad de Shizuoka. En esta antigua práctica especial los "Motodachi", que podríamos traducir como "receptores de ataques", se ubican en el centro y los atacantes frente a cada uno de ellos. Cada combate dura 3 minutos y la práctica completa dura 3 horas, es decir que cada Motodachi realiza 60 combates. El comienzo y final de cada combate se señala con el sonido de un enorme Taiko que hay en el lugar.

Durante estas 3 horas no les está permitido detenerse bajo ningún concepto, no pueden ir al baño ni tomar agua y en caso de que se les afloje o desacomode el equipo, alguien se encarga enseguida de ajustárselo. Los atacantes “Kakarite” en cambio, en este caso hubo 17 por cada Motodachi, luego de cada combate podían descansar hasta que les tocase nuevamente su turno de atacar.

Prácticamente vale todo, golpes, empellones, barridas, si caen al suelo los siguen atacando, etc., además por supuesto de todo lo que se ve normalmente en un intenso entrenamiento de Kendo, pero mucho más potente. Al principio se puede observar una excelente performance de ambas partes, es decir atacados y atacantes.

Comienza a pasar el tiempo y los combates se repiten en una sucesión interminable y con la misma intensidad. Al cabo de la primera hora se puede ver una variación en los modos de reacción, buscando salir a los flancos ante los ataques frontales ya que los atacantes tratan de cortarlos y llevárselos por delante con Tai-atari (choque de  cuerpos), intentando desestabilizarlos, tras lo cual repiten el ataque buscando sacarlos del perímetro, inclusive lanzarlos sobre el público o las mesas de las autoridades.

Yo no paraba de hacerle comentarios a Saito Sensei que estaba sentado a mi lado, que solo respondía asintiendo con la cabeza y mirándome con una sonrisa.

A partir de la segunda hora se pueden observar los primeros signos de deterioro físico ya que las piernas no responden como al principio y los brazos cada vez pesan más. Los atacantes siguen utilizando técnicas de choque y al llegar al cuerpo a cuerpo también aplican "De-ashi-barai" o "ashi-garami" y hasta se traban en lucha intentando algunas técnicas de estrangulación e inclusive arrancarles la máscara, lo que en la antigüedad hubiera implicado la decapitación.

En una de estas luchas a uno de los Motodachi se le salieron los Kote (guantes), la contractura muscular y tendinosa de manos y antebrazos era tal que no podía volver a ponérselos por sus propios medios, los dedos y las manos se le habían cerrado, agarrotados, en la posición de tomar el arma. Entre dos ayudantes tuvieron que abrirle las manos para volver a ponerle los guantes, tras lo cual se le volvieron a cerrar, por lo tanto no podía tomar el arma, no hubo otra manera que introducir el Shinai por el hueco formado en cada mano. Esta operación no duró más de 1 minuto, tras lo cual continuó el combate.

A medida que se acerca el final de las 3 horas uno se pregunta hasta donde aguantarán sin derrumbarse, qué es lo que los empuja a llegar hasta el final; y es allí donde la cosa se aclara, pues aunque parezca mentira al cabo de 3 horas ininterrumpidas los Motodachi continúan los combates atacando y anticipando, ya no hay fuerzas, solo la quintaesencia de años de aprendizaje y entrenamiento, es el triunfo del espíritu por sobre todo, el cuerpo pasa a ser una herramienta del espíritu. Por ello ante cada ataque efectivo de los Motodachi el público presente estalla jubilosamente en una oleada de aplausos y al grito de ¡Banzai!. Es el logro del objetivo del Kendo, el triunfo del espíritu por sobre el cuerpo y la mente.

Cuando terminó el evento e íbamos saliendo pasamos por un lugar donde había un enorme cuadro de honor en la pared, allí están escritos los nombres de todos los que han participado desde el inicio de esta antigua práctica. Saito Sensei se detiene y señala con su mano un lugar en esa lista, miro con detenimiento ya que me costaba leer los kanji y descubro con enorme sorpresa que ahí figuraba su nombre. Él había sido uno de los Motodachi en su juventud y nunca me lo había comentado.

Mientras vuelo a más de 10.000 metros de altura pienso en tantas personas de diferentes disciplinas que por el hecho de haber estado unos meses en Japón por primera vez en sus vidas sienten haber tocado el cielo con las manos y se comportan con los demás como si así lo hubieran hecho, o los que por ostentar tal o cual categoría tratan a otros con desdén, producto de su soberbia e ignorancia.

En el sosiego y el descanso, después de todo lo acontecido, me tomo el tiempo que me impone el largo regreso a Buenos Aires reflexionando profundamente en que hoy como otras veces vuelvo de Japón, con las mismas ansiedades, los mismos deseos, las mismas ilusiones, y hoy como otras veces no siento en absoluto haber tocado el cielo con las manos, sino simplemente y mas que nunca, haber puesto los pies sobre la tierra.

Relato de Sensei Oscar Cirone









http://renshinkanculturamarcial.blogspot.com/


,


 

Cuenta una historia, que un día un viejo maestro preguntó a sus seguidores lo siguiente: ¿Por qué la gente se grita cuando están enojados?

Los discipulos pensaron uno momento: 

—Porque perdemos la calma, por eso gritamos.

—Pero ¿por qué gritar cuando la otra persona está a tu lado? –preguntó el maestro—, ¿No es posible hablarle en voz baja? ¿Por qué gritas a una persona cuándo estás enojado?


Dieron algunas otras respuestas pero ninguna de ellas satisfacía al maestro.

Finalmente él explicó:

—Cuando dos personas están enojadas, sus corazones se alejan mucho. Para cubrir esa distancia deben gritar, para poder escucharse. Mientras más enojados estén, más fuerte tendrán que gritar para escucharse uno a otro a través de esa gran distancia.

Luego  preguntó:

—¿Qué sucede cuando dos personas se enamoran? Ellos no se gritan, sino que se hablan suavemente porque sus corazones están muy cerca. La distancia entre ellos es muy pequeña. Cuando se enamoran más aún, ¿qué sucede? No hablan, sólo susurran y se vuelven aún más cerca en su amor. Finalmente no necesitan siquiera susurrar, sólo se miran y eso es todo.

Luego dijo:

—Cuando discutan no dejen que sus corazones se alejen, no digan palabras que los distancien más, llegará un día en que la distancia sea tanta que no encontrarán más el camino de regreso.

Otra vez...

Otra vez (mou ichido)  por Mariana  Larosa.


En sus conferencias, Kodo Sawaki decía que el Zen y las artes marciales tienen el 

mismo sabor y que están en unidad. 

En el Zen, como en las artes marciales, el entrenamiento cuenta mucho 


¿Cuánto hay que entrenarse? 

Mucha gente me ha preguntado: ¿Durante cuantos años tengo que hacer zazen? 

Y yo les respondo: hasta la muerte. Entonces mis interlocutores ya no están 

satisfechos. Los Europeos quieren aprender rápidamente, algunos incluso en un 

solo día. Vine una vez y entendí todo, dicen ellos. Pero el Dojo es diferente de la 

Universidad. También en el Budo hay que continuar hasta la muerte.

Fragmento de “Zen y Artes Marciales” de Taisen Deshimaru. 


A propósito de esta cita reflexiono: tal vez haya que tener una naturaleza un poco 

obstinada, o fortalecer la capacidad de recomponerse a las frustraciones para ser 

un buen artista marcial. 

El kata es una herramienta excepcional para eso. Se repite diez, veinte veces. Dos 

semanas, cinco meses, tres años, ocho, veinte... toda la vida. Lo que haga falta. 

Nunca nos sale igual y si prestamos atención: siempre, siempre es imperfecta. 

Pero se hace una vez, y otra más. Se repite con la ilusión de que alguna vez, tal 

vez la próxima, será mejor.

Así que respiremos hondo y vamos, como decía Hamamoto Sensei: "otra vez". 


Ilustración de la portada: retrato libre de Hamamoto Sensei por M. Larosa. 

Mas articulos en https://www.lesbudokas.com.ar/


Nuestra historia en primera persona - 4ta entrega

Exhibiciones y roturas -  2da parte


Sensei Shigeru Sawabe y Sensei Norberto Pace

Es un placer conversar con Norberto Pace, la innumerable cantidad de anéctodas que recuerda desde sus inicios en Karate junto a Sensei Hamamoto, sus viajes,
los primeros torneos en Argentina y también en Japón, su estadía en la casa de Sensei Sawabe, y esto  sin mencionar todos los títulos nacionales e internacionales
con los cuales nos llenó de orgullo dejando a la Escuela Itosu kai plasmada y reconocida en Revistas y Diarios de Estados Unidos, Japón y varias provincias
de Argentina.

Exhibición en las Naciones Unidas de Bs. As.
Resulta que la Federación de Karate había organizado una exhibición en las Naciones Unidas dé Bs. As. 
Participaban todas las asociaciones y cada una tenía que hacer tres demostraciones, nosotros dentro de las tres estaba Tsurushi iwari que lo tenía que hacer yo, pero en el momento que había que hacerlo, me agarró un muchacho que sé llamaba Peralta y me dice déjame a mí y Hamamoto me dice¨hacé le quiere hacerlo el¨ (en el lenguaje exclusivo que Sensei solía hablar, los que tuvimos el placer de conocerlo y practicar con él los interpretábamos con bastante claridad)
Silencio total él lugar estaba lleno de diplomáticos y por lo menos cuarenta karatekas, té imaginás, bueno Castañeda tenía el cinturón con las tablas colgando dos tablas cinco centímetros, le pega y las tablas van y vuelven enteras, le pega de nuevamente y pasa lo mismo, empezó un murmullo en todos los karatekas y ahí fue cuando Hamamoto le pegó un par de gritos a Peralta para que saliera de ahí y me dijo Pache vaya y rompa, te imaginás yo estaba a full porque la situación era estresante, creo de 0 a 100 fue la velocidad que le puse.
 Las del cinturón ni sé movieron pero los dos mitades volaron como tres metros!!! 



Nuestro agradecimiento a Mariana Larosa por las ilustraciones
y a Ale Sozzi por la traducción, los kanji y el formato de escritura Romaji


Face: Alfcicconekarate        Instagram @alfcicconekarate

Podes ver mas notas en el blog AM-SD.BLOGSPOT.COM 









Nuestra historia en primera persona - 4ta entrega

 Exhibiciones y Rotura de tablas  - 1ra parte


Nos comenta Sensei Norberto Pace: 
Este reconocimiento fue una exhibición que hicimos con Castañeda los dos solos.

Hicimos de todo, ipon kumite, kata, bunkai, Castañeda rompió ladrillos y yo tablas en Suru y terminamos cón un kumite como libre pero actuado, la gente quedó encantada

Las siguientes fotos pertenecen a una exhibición en el Club Imperio Juniors. En ése club enseñaba Gamez Lapaz.

En las exhibiciónes yo era el encargado de romper tablas de una pulgada (2.50 cm), en Suru Shiwari, normalmente rompía dos tablas, unos 5 centímetros, es una técnica donde hay que tener mucha velocidad  y kime.


Después había realizado el kata Seienchi y la demostración la hago con Hugo Castañeda (El chacarero), que me rompía palos de dos pulgadas, en las costillas, brazo y pierna.





Aqui estamos saludando para hacer el Bunkai de Piñan Yodan.

Fue una muy buena exhibición, la gente estaba muy entusiasmada y Sensei Hamamoto quedó muy contento, a raíz de está exhibición Gamez Lapaz  tuvo más de cincuenta nuevos alumnos. Un éxito!

Face: Alf Ciccone karate       Instagram: @Alfcicconekarate

Podes ver mas notas en el blog AM-SD.BLOGSPOT.COM

A QUIEN LE MOLESTE, QUE SE TAPE LOS OJOS.

Cierto día, el fósforo le dijo a la vela:
Hoy te encenderé.
¡Oh no!, dijo la vela, tú no te das cuenta que, si me enciendes, mis días estarán contados; no me hagas una maldad de esas.
-¿Entonces tú quieres permanecer así toda tu vida? ¿Dura, fría y sin haber brillado nunca? preguntó el fósforo.
-¿Pero tienes que quemarme? Eso duele y además consume todas mis fuerzas, murmuró la vela.
-Entonces respondió el fósforo. Tienes toda la razón!.
Pero esa es nuestra misión.
Tú y yo fuimos hechos para ser luz y lo que yo como fósforo puedo hacer es muy poco, mi llama es pequeña y mi tiempo es corto.
Pero si te paso mi llama, habré cumplido con el propósito de mi vida, yo fui hecho justamente para eso, para comenzar el fuego.
Ahora, tú eres una vela y tu misión es brillar.
Todo tu dolor y energía se transformará en luz y calor por un buen tiempo.
Oyendo eso, la vela miró al fósforo que ya estaba en el final de su llama y le dijo.
-¡Por favor, enciéndeme!
Y así produjo una linda y brillante llama.
Así como la vela, a veces, es necesario pasar por experiencias duras, experimentar el dolor y sufrimiento para que lo mejor que tenemos surja, sea compartido y podamos ser LUZ.
Recuerda que "mar calmado no hace buenos marineros", los mejores son revelados en las aguas agitadas.
Entonces, si tuvieras que pasar por la experiencia de la vela, recuerda que servir y compartir el amor es el combustible que nos mantiene vivos.
Eres la luz del mundo y tu misión es irradiar esa luz.
Nunca olvides que siempre debemos ser luz.
Una luz que guíe, no que opaque o ciegue.
Brilla, para dar mucho brillo dónde quieras que vayas.
Y a quien le moleste que se tape los ojos